¿Qué es la hipersegmentación?

La hipersegmentación en el ámbito del marketing es una estrategia que se caracteriza por un nivel mucho mayor de detalle que el de la segmentación tradicional. El objetivo es apuntar a la definición de grupos de consumidores cada vez más pequeños, unidos por características, hábitos de consumo e intereses muy específicos. Así, se puede diseñar una estrategia con el objetivo de ofrecerles —y lograr venderles— los productos y servicios más relevantes para ellos.

Si bien el concepto no es nuevo, lo que sí constituye una novedad es el tipo de estrategias y tácticas que permite desarrollar. Estas son cada vez más plásticas y dinámicas, gracias al acceso a un Big Data cada vez más preciso y actualizado.

En caso de que no conozcas el concepto de Big Data, en el siguiente video podrás aprender de qué se trata:

De hecho, la utilización masiva de la hipersegmentación es reciente, y su implementación se hizo posible gracias a herramientas perfeccionadas a través de la innovación tecnológica.

Ventajas y desventajas de la hipersegmentación

La utilización de la hipersegmentación en una estrategia de marketing digital es una herramienta cuyo éxito depende de cómo se utilice. Un uso inadecuado conlleva el riesgo de reducir demasiado el grupo de los potenciales clientes. En esos casos, el tamaño del segmento no justifica el retorno de la inversión que se puede llegar a obtener.

Por otra parte, la hipersegmentación también podría perjudicar la escalabilidad del negocio al dirigirnos a un segmento muy reducido. Ya que, de esa manera, dejamos afuera a un universo que, quizás, es el que permitiría el crecimiento del negocio a largo plazo.

Qué debemos tener en cuenta para implementar la hipersegmentación

Para poder implementar de manera adecuada la hipersegmentación en una estrategia de marketing, es importante en primer lugar definir cuál será el público objetivo. Hoy en día, las antiguas estrategias de segmentación de mercado no son eficaces. Esto se debe a que existen muchas diferencias de intereses, estilos de vida y consumo al interior de un mismo segmento.

Aun si hablamos de perfiles de consumidores que tienen intereses similares, puede resultar muy diferente la manera en que sean receptivos a nuestro mensaje. Los factores que pueden influir en esto abarcan tanto el dispositivo de recepción del mensaje, como el horario de envío. Si manejamos estas variables de forma estratégica, tendremos más posibilidades de que le dediquen su atención a la comunicación recibida.

Esta evolución del rol del consumidor desencadena un replanteo de la identidad de las empresas que interactúan con él. Y parte de esa “reconstrucción” alcanza a sus estrategias. Estas ya no pueden darse el lujo de quedarse a la espera de resultados, sino que deben ser cada vez más activas.

La importancia de las redes sociales en la hipersegmentación

En la actualidad, las redes sociales no son una plataforma optativa sino imprescindible para comercializar productos y servicios. La mayoría de los potenciales compradores de un bien son usuarios activos de alguna red social.

A pesar de eso, aún existe la idea de que publicar un aviso en redes sociales es un gasto sin sentido. Esta creencia se debe en parte a que, al haber tantas personas incursionado en la red, no es fácil llegar al comprador ideal.

Sin embargo, las redes sociales demuestran -con sus casos de éxito- que los pequeños y medianos anunciantes pueden obtener beneficios de estrategias de segmentación específica.

Hipersegmentación y personalización de la comunicación

En el escenario actual, el consumidor se ve interpelado por muchas marcas. Por eso, dedica su atención a aquellas que alcanzan un tono de comunicación más personal. Para lograr ese tono, es imprescindible conocer al público objetivo y, por lo tanto, apelar a la hipersegmentación.

La personalización de la comunicación se basa, fundamentalmente, en adaptar los contenidos en base al conocimiento que se posee acerca del cliente. Hoy, los consumidores demandan una alta precisión en los mensajes que las marcas les envían.

Desafortunadamente, la personalización de la comunicación no se explota en todo su potencial. Es frecuente que se limite a poner el nombre de un cliente en el asunto de un mail, o a ajustar el horario de envío de acuerdo a su ubicación geográfica.

Frente a esa situación, las empresas que implementen estrategias de comunicación personalizadas lograrán una ventaja competitiva tanto en la lealtad a la marca como en la satisfacción del cliente.

Tips para aprovechar el potencial de la hipersegmentación en tu estrategia de marketing

Definir cuál es nuestro público objetivo

Sea cual sea el nombre que le demos -target, comprador ideal o buyer persona-, es necesario tener muy en claro a qué perfil de cliente apuntamos. Es importante conocer al detalle cuáles son sus gustos, conductas y aspiraciones. Recordemos que, cuanto mejor entendamos sus deseos y motivaciones, más fácil será llegar a él

Evaluar las opciones de segmentación que nos ofrece la plataforma que utilicemos

Cada plataforma digital nos ofrece diferentes posibilidades de segmentación a la hora de publicar nuestros anuncios. En algunos casos, el cruce de variables que podemos realizar es enorme. Este es, por ejemplo, el caso de Facebook. Tenemos la opción de llegar a un público que consuma determinados alimentos, viva en un barrio puntual y sea fan de una serie en particular.

Es fácil deducir que, si conocemos bien al cliente que deseamos conquistar, las posibilidades de llegar a él son muy altas. La clave es analizar las opciones de segmentación que nos ofrece cada plataforma, y aprovecharlas al máximo.

Seleccionar el tono de la comunicación

A su vez, cada plataforma de distribución de contenidos requiere el uso de un lenguaje diferente. En algunas, deberemos darle prioridad al texto mientras que en otras la imagen será la estrella. Asimismo, en ciertos casos podremos apostar a brindar información detallada y en otros deberemos buscar un impacto en el menor tiempo posible.

Por eso, es imprescindible adaptar el tono de la comunicación al público y la plataforma elegidos, para así crear mensajes relevantes y maximizar su alcance.

Buscar la ayuda de expertos

En estos tiempos, ningún anunciante —por mínimos que sean sus recursos destinados a la inversión publicitaria— está excluido del sistema de anuncios. El éxito de esa inversión dependerá de la correcta elección de su público objetivo. Pero, una vez definido ese dato, puede contar con la ayuda de expertos en marketing digital que le ayudarán a optimizar con creces su inversión.

Aprender a delegar

El tiempo es, cada vez más, un bien escaso. Y debe ser utilizado en múltiples frentes a la vez para hacer crecer tanto una startup como un emprendimiento ya consolidado. Por eso, es importante considerarlo como un activo valioso y gestionarlo de manera estratégica.

Muchas veces, lo más eficiente es dedicarnos a satisfacer y superar las necesidades de nuestros clientes, y delegar en expertos otras tareas. Por ejemplo, la elaboración de las estrategias para afianzar la relaciones comerciales existentes. O, también, para alcanzar a aquellos potenciales clientes que podrían verse beneficiados por nuestros productos o servicios.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Queremos saber tu opinión!



Pin It on Pinterest