Seleccionar página
5
(1)

Hoy en día, la búsqueda por voz es algo que todos quienes ofrezcan un producto o servicio deben tener en cuenta a la hora de diseñar una estrategia de comunicación en su plan de marketing online.

Como usuario, es probable que ya hayas realizado alguna búsqueda por voz y, por lo tanto, tengas un cierto conocimiento acerca de este tema. Pero te recomendamos que sigas leyendo este texto, porque en él aprenderás la importancia que tiene optimizar tu contenido digital para adecuarlo a una práctica que llegó para quedarse.

¿Qué son las búsquedas por voz?

El concepto de búsqueda por voz es, en apariencia, muy sencillo: se trata de buscar una respuesta a una consulta de manera oral en lugar de hacerlo por escrito. Para eso, se utilizan sitios y aplicaciones que cuentan con herramientas de reconocimiento de voz y tienen la capacidad de interpretar esa información. Sin embargo, ese proceso que en la práctica arroja resultados de manera casi instantánea está compuesto de innumerables procedimientos que están siendo perfeccionados de manera constante.

La voz no es un elemento de comunicación neutro, sino que está cargada de un sentido dado —entre otros factores— por la entonación y las emociones del hablante. Por eso, las frases que utilizamos en una búsqueda por voz son unidades semánticas complejas. En consecuencia, la inteligencia artificial que procesa esas búsquedas se basa en el machine learning, que a su vez se orienta a decodificar esos matices de un modo cada vez más preciso. Y, luego, a ofrecer los resultados de búsqueda más pertinentes en función de esas variables.

Por ejemplo, se prevé que en un momento no muy lejano los motores de búsqueda podrán reconocer el estado de ánimo de quienes los utilizan, a través del análisis de su tono de voz. Y que la selección de los resultados a mostrar se hará teniendo en cuenta esa información.

Historia de las búsquedas por voz

Cuando los teléfonos celulares hicieron su aparición en el mercado —varios años antes de llegar a ser los smartphones que conocemos hoy—, la innovación que proponían estaba relacionada con la comunicación a través de la voz. Eso representó un cambio disruptivo con respecto a dispositivos móviles previos, que solo permitían la comunicación textual. O bien a través de la voz, pero de manera asincrónica.

A partir de ese momento, la conversación sincrónica entre dos personas ya no estaba limitada a que los usuarios pudieran acceder a un teléfono fijo. Y la comunicación escrita mediante teléfonos móviles ocupaba, en ese entonces, un papel secundario. A medida que los dispositivos se hacían más sofisticados, los mensajes de texto o SMS pasaron a tener más protagonismo.

Luego, la tecnología fue avanzando hasta que, al fin, llegaron los primeros teléfonos inteligentes. A la par, de manera gradual —pero exponencial— el acceso a internet fue aumentando y se extendió hasta los puntos más remotos del planeta.

Durante la primera etapa de ese proceso, el texto recuperó en cierta forma el poder que había perdido. Surgieron los buscadores como Google que requerían el ingreso de texto para acceder a la información deseada, y tiempo después las aplicaciones como WhatsApp, que en su origen le dieron un lugar central a la comunicación escrita.

Hoy, vivimos un retorno del rol estelar que la voz ocupó en los inicios de la historia de la telefonía celular. Y esa presencia se extiende a una infinidad de sitios web, aplicaciones y dispositivos. Desde que, en 2007, la búsqueda de voz fue desarrollada por Google Labs y en 2012 se lanzó Google Voice Search para teléfonos celulares y dispositivos móviles, su evolución es continua y creciente.

 

View this post on Instagram

 

Vas a comprar sin mirar una pantalla: lo que viene después del ecommerce para impulsar las ventas online. La nueva tendencia plantea al canal de voz como una de las herramientas más poderosas para reforzar las compras online. Las claves del fenómeno. La conversación es la forma natural en que los humanos se comunican. Y así como hace unos años deslizar nuestros dedos sobre una pantalla era una novedad y hoy ya no lo es, no faltará mucho para que interactuar con dispositivos solo hablando, sea moneda corriente. Según Google, 20% de todas las búsquedas ya son «habladas». En menos de un año, señala, esa cifra trepará al 50%. La automotriz Mercedes Benz creó una pieza única para el lanzamiento del Clase A Hatchback: el primero activado por voz de la Argentina, incorporando el sistema de conducción hablado MBUX (Mercedes-Benz User Experience). «Sólo hablando es posible activar o ajustar ciertas funciones, que van desde cambiar la música hasta modificar las luces». El 71% del tráfico de Internet en Argentina procede de teléfonos celulares, al igual que el 50% de las compras efectuadas. Por lo tanto, la funcionalidad de búsqueda por voz irá teniendo cada vez mayor impacto en los negocios digitales. Además, dado que los asistentes de voz se «perfeccionan» mediante inteligencia artificial, la experiencia resulta cada vez más satisfactoria, ya que el dispositivo «aprende» sus gustos, preferencias y elecciones para brindarle sugerencias y respuestas cada vez más precisas. «Imaginemos que queremos comprar una remera: seguramente nos gustaría ver colores, estampados, algo que no es posible mediante voz. Pero, ¿qué pasa si el asistente ya tiene conocimiento de mis gustos y últimos artículos adquiridos? Ahí está el verdadero potencial. «La personalización es una tendencia mundial, cada vez toma más fuerza la frase ‘lo que yo necesito, no es lo mismo que necesitan los demás’. Justamente por eso, la búsqueda por voz se está desarrollando cada vez más». Más detalles: http://delineamkt.com/index.php/blog-de-noticias/37-la-conversacion-es-la-forma-natural-en-que-los-humanos-se-comunican #marketingdigital #inteligenciaartificial #delineamkt #socialmedia #búsquedaporvoz

A post shared by DelineaMKT (@delineamkt) on

¿Qué características tiene la búsqueda por voz?

La búsqueda por escrito suele omitir preposiciones y artículos. Y, por lo tanto, se trata de un lenguaje de búsqueda mucho menos fluido que el oral. Por el contrario, la búsqueda por voz tiene un carácter conversacional, que emula la dinámica de un diálogo normal. Incluso, si la búsqueda se realiza a través de un asistente (como Siri en productos Apple, Cortana en Windows, o el asistente de Google) puede tener un carácter interactivo, ya que esos servicios pueden repreguntar para definir con mayor precisión los términos de búsqueda.

Si bien la búsqueda por voz puede realizarse mediante diversos dispositivos, los más utilizados son los teléfonos celulares, ya que gran parte de la población tiene acceso a ellos. Asimismo, el smartphone se ha posicionado como un asistente virtual que permite al usuario simplificar muchas de las tareas que ejecuta a diario. Posee una ubicuidad de la que otros dispositivos carecen. Y, aunque contemos con personas que nos asistan en nuestro trabajo, ellas no están continuamente junto a nosotros. Los dispositivos móviles, en cambio, sí.

Eso, sumado a que cada vez estamos más habituados a hacer varias cosas a la vez, convierte a la búsqueda por voz en un recurso ideal para optimizar nuestro tiempo. Podemos realizar numerosas acciones —como el envío de correo electrónico— y acceder a todo tipo de información sin necesidad siquiera de usar nuestras manos. Solo necesitamos un dispositivo con un micrófono que sea capaz de reconocer comandos de voz para buscar datos o llevar a cabo tareas.

Si bien, como vimos, los smartphones siguen llevando la delantera en esa función, cada vez hay alternativas más sofisticadas. Por ejemplo, Alexa de Amazon, o Google Home, que mediante el uso de altavoces inteligentes permiten dar un paso más allá de la búsqueda por voz y acceder al terreno de la domótica. Es decir, la automatización de tareas dentro del hogar, que se basa en una de las grandes tendencias tecnológicas: la integración entre dispositivos y aplicaciones, que —cada vez más— actúan en forma sinérgica.

¿Cuál es la relación entre búsqueda por voz y SEO?

Existe una teoría bastante extendida acerca de que, en el 2020, el 50% de las búsquedas de información se realizarían mediante el uso de la voz. Si bien no hay pruebas fehacientes que validen esa afirmación, ni investigaciones concluyentes que demuestren que podría cumplirse, es difícil discutir que las búsquedas por voz constituyen una práctica en sostenido crecimiento.

Por eso, si bien es necesario que tu estrategia de SEO no descuide las palabras clave utilizadas en las búsquedas a través de texto, es conveniente que contemples el impacto de las búsquedas por voz. Y que integres esa información dentro del diseño de la estructura de tu sitio web.

En la búsqueda por voz, ocupan un lugar central las palabras clave conversacionales, que suelen coincidir con lo que en el mundo profesional del marketing se conoce como long tail keywords, o palabras clave “de cola larga”. Es decir, términos de búsqueda relativamente extensos, cuya longitud es directamente proporcional a su especificidad y que, en la mayoría de los casos, plantean un interrogante (aunque sea de manera implícita). Y, si analizamos los resultados que aparecen en los featured snippets —la «posición cero» de Google—, descubriremos que se trata de contenidos que dan respuesta a una pregunta.

La ventaja de este tipo de búsqueda es que podés atraer a un potencial cliente con un requerimiento concreto que tu producto o servicio puede resolver. Muchas búsquedas por voz suelen estar relacionadas con una necesidad puntual y, por lo general, urgente.

Hoy en día, con un número de jugadores cada vez más creciente en el mundo digital, este tipo de palabras (o frases) clave no siempre es sinónimo de baja competencia. Pero hacer una investigación profunda, conocerlas, y planear tus contenidos de acuerdo a ellas puede representar una ventaja frente a tu competencia.

¿Cómo optimizar tu contenido para la búsqueda por voz?

En el periodismo hay una práctica con una larga tradición, que se denomina la teoría de las «5 W». Su nombre se refiere a las iniciales en inglés de las siguientes palabras: qué, quiéndóndecuándo y por qué (actualmente, esta lista incluye también «cómo» y «para qué»). De acuerdo a esta teoría, un texto informativo debe responder a todas esas preguntas de manera concreta.

Podemos decir que, en lo que respecta a búsquedas por voz, esa teoría también es aplicable. Ya vimos que este tipo de búsquedas se realiza, por lo general, mediante preguntas. No obstante, no es imprescindible que respondas a todas esas preguntas, sino a aquellas que sean relevantes dentro de tu negocio.

Además, te recomendamos tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Definí quién y cómo es tu cliente ideal (no nos vamos a cansar de repetirlo 😉). Cuanto más lo conozcas, más fácil va a ser descubrir qué tipo de preguntas podría formular.
  • Verificá la velocidad de carga de tu sitio y, si es necesario, hacé los cambios necesarios para acelerarla. Esto es muy importante no solo para las búsquedas por voz, sino para tu posicionamiento en general.
  • Comprobá que tu sitio web esté optimizado para dispositivos móviles. Recordá que una búsqueda por voz suele realizarse a través de ellos.
  • Dado que existe un gran número de búsquedas locales transaccionales, que apuntan a productos o servicios que se encuentren dentro de un radio cercano, es recomendable que hayas ingresado tu información comercial en Google Mi Negocio.

Te invitamos a que pongas en práctica dentro de tu estrategia de marketing todo lo que te contamos en este post. ¡No te quedes afuera de una de las mayores tendencias dentro del marketing digital! Y, como siempre, tus consultas o comentarios serán bienvenidos 🙂.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Queremos saber tu opinión!

¿Cómo podemos mejorar este artículo?



Pin It on Pinterest