Seleccionar página
0
(0)

“Growth Hacking” es una denominación que reúne dos conceptos que son el máximo anhelo de cualquier emprendimiento, sin importar si recién está empezando o ya lleva varios años en el mercado. Es decir, crecer y encontrar la manera más sencilla, económica y eficiente para hacerlo.

Y, aunque el término “hacking” esté asociado a prácticas que no son del todo éticas o legales, en el post que te presentamos veremos que no es este el caso. Todo lo contrario: el growth hacking es una metodología que, hoy en día, cualquier negocio debería implementar, y que complementa al marketing tradicional. Queremos que solo te lleve unos minutos de tu valioso tiempo conocerla; por eso, a continuación sintetizamos todo lo que necesitás conocer sobre el growth hacking y cómo aplicarlo.

¿Qué Es el Growth Hacking?

La definición inicial de growth hacking se atribuye a Sean Ellis, un profesional del marketing abocado a lograr el crecimiento exponencial de diversas compañías. Cuando descubrió que no había una definición precisa para las tareas que realizaba, introdujo el concepto que hoy está involucrado en muchas estrategias de marketing. En síntesis, ese concepto se refiere a la selección y creación de herramientas con un único objetivo: crecer, en todos los aspectos que el negocio lo requiera.

El crecimiento, o growth en su traducción al inglés, es una idea que está íntimamente relacionada con el marketing online. ¿Por qué? Porque el hecho de crecer, en el ámbito de los negocios, se relaciona con la experimentación. Y el marketing digital es la disciplina por excelencia donde los experimentos son los recursos que conforman el núcleo de cualquier avance. Esto se debe a que experimentar suele ser fácil y rápido en el ámbito online. Si los resultados no son los esperados, la ventaja es que podemos detectarlo fácilmente y dar un golpe de timón a tiempo.

Por otra parte, el término hacking no remite —como vimos— a ningún tipo de piratería, sino a hallar una solución sencilla para un problema en apariencia complejo. Es decir, a descubrir “trucos” para anular un obstáculo que nos aleja de nuestros intereses. O, en otras palabras, encontrar un atajo para lograr, con los mínimos recursos, los máximos resultados.

Cuál es el Perfil de un Growth Hacker

Podemos decir que los growth hackers encarnan a la perfección el principio esencial del marketing online: aquello que no se puede medir, no se puede mejorar. Esto se debe a que el núcleo de su trabajo es poder evaluar si una práctica contribuye a alcanzar una meta o no. A fin de determinarlo, es imprescindible que esa acción arroje los datos necesarios para decidir si fue exitosa de acuerdo a los indicadores establecidos de antemano.

Eso no significa que a un profesional del growth hacking le alcance con ser analítico. Sin duda, esa es una competencia clave para su desempeño. Pero —a la vez— un buen growth hacker debe ser muy creativo, ya que no le basta con detectar instrumentos útiles para su trabajo. Sino que, asimismo, debe poder crearlos si los existentes no resultan ser los adecuados.

Además de conjugar en su persona dotes de análisis y creatividad, el growth hacker debe ser:

  • Curioso: esto implica estar al tanto de cada innovación tecnológica, de las aplicaciones y el software en general que pueden ayudar al crecimiento de un negocio. Y, por supuesto, de los casos de éxito de growth hacking alrededor del mundo, para analizar qué se puede aprender y replicar.
  • Estratégico: el growth hacker debe tener muy claro que no se obtienen resultados satisfactorios sin una buena planificación. No se trata de implementar acciones aisladas, sino que todas ellas deben tener un hilo conductor.
  • Ágil: quizá como ningún otro puesto dentro del marketing, este perfil profesional debe tener un sentido del timing muy desarrollado. Es imprescindible que sepan en qué momento exacto poner en práctica una acción, y que se den cuenta lo antes posible si funciona o no.
  • Buen comunicador: al tener que interactuar con prácticamente todos los puestos clave de un negocio, el growth hacker debe ser muy claro y asertivo. Es crucial que sepa exponer los beneficios de las prácticas que propone, y que pueda comunicarse de manera fluida con todas las personas que deban intervenir para implementarlas.

Cómo Implementar una Estrategia de Growth Hacking

Toda buena estrategia de growth hacking debe tener un norte común: que los usuarios de un producto o servicio se conviertan en sus difusores. Dado que esta práctica debe representar un win-win, en la que todas las partes involucradas ganan, aquellos que contribuyan con los objetivos pautados deben recibir algo a cambio. Esto puede abarcar una amplia gama de beneficios; por ejemplo, obtener descuentos, acceder a funcionalidades premium, o incluso recibir dinero en efectivo.

Algunas veces, no obstante, el beneficio es más difuso, pero tangible a mediano o largo plazo. Ese sería el caso de las empresas que no otorgan una compensación directa al usuario que contribuye a su difusión, pero que al crecer podrán ofrecerle la posibilidad de recibir un mejor servicio. Por ejemplo, en sus inicios, Hotmail incluía al pie de sus correos electrónicos una leyenda que invitaba a los destinatarios de los mensajes a unirse. Esto no brindó ventajas inmediatas a los early adopters pero, a medida que incrementaba su alcance, el servicio pudo ofrecer una mejor experiencia de usuario a todos sus consumidores.

En todos los casos, el primer paso es que el growth hacker y su cliente se pongan de acuerdo en los objetivos que se pretende alcanzar. Si bien en última instancia la meta es generar mayores ingresos o impactos, puede haber varias etapas intermedias que requieren diferentes tipos de aproximación.

Luego, la persona o el equipo que se dediquen a la tarea del growth hacking deberán emprender un minucioso y arduo trabajo. Esa labor se inicia con el análisis de los recursos con los que cuenta su cliente, y cómo utilizarlos de la manera más eficiente posible. Como te comentamos antes, la palabra “experimentación” es clave para ello. Las técnicas de growth hacking no se reducen a un camino lineal. Por el contrario, lo habitual es que se pongan en práctica acciones simultáneas con ligeras diferencias —como en el caso de las pruebas A/B— y se elija la que demuestre una mejor performance.

Cuáles Son los Beneficios del Growth Hacking

El principal beneficio del growth hacking es que puede hacer crecer a cualquier empresa de manera sorprendente y a muy bajo costo. El mejor ejemplo de que una estrategia de growth hacking, bien diseñada y aplicada, funciona son grandes empresas como Facebook, Twitter, Airbnb o Dropbox. Lo que todos esos casos tienen en común, más allá de sus diferencias, es que vivieron un momento de crecimiento acelerado. Eso se debió a la ejecución de acciones que demandaron, proporcionalmente, una ínfima cantidad de recursos. Y que, no obstante su bajo costo, lograron su propósito: aumentar su número de usuarios, registros y clientes.

Hoy en día, si analizamos el escenario de los negocios que crecen de forma veloz, podemos descubrir que —en ese sentido— no hay nada nuevo bajo el sol. El growth hacking es una estrategia que muchas compañías siguen usando; no solo en el mundo de las startups, sino también en el de aquellas que ya tienen una trayectoria sólida que las respalda.

Por ejemplo, redes sociales como Kwai y TikTok permiten a consumidores y creadores de contenidos monetizar tanto el tiempo como el trabajo que les dedican a esas plataformas. Por otra parte, existen también aplicaciones que funcionan como intermediarias entre clientes y marcas. En este caso, la modalidad más común es que las empresas les paguen a quienes consumen sus productos o servicios una suma de dinero.

Si tuviéramos que resumir las principales bondades del growth hacking, podríamos decir que son las siguientes:

  • No demanda grandes cantidades de dinero, sino que el foco está puesto en cómo invertir los recursos disponibles, por mínimos que sean.
  • Hace un uso óptimo de la información de la que un negocio ya dispone, y se enfoca en detectar tendencias o datos clave que no fueron advertidos hasta ese momento.
  • Identifica cuáles son las audiencias que pueden tener una mayor influencia para atraer a otras, y concentra los esfuerzos en conquistar su atención.
  • Utiliza muchas herramientas que han demostrado su eficacia, pero las rediseña a la medida de cada negocio. Un ejemplo es la gamificación: la audiencia se siente protagonista y realiza acciones para “desbloquear un logro”, obtener una recompensa o ganar en una competencia. El growth hacking suele utilizar ese mecanismo psicológico a favor del crecimiento de todo tipo de empresas, adaptándolo a las características singulares de cada caso.

Recomendaciones finales

Si decidís poner en práctica una estrategia de growth hacking, es importante que tengas en mente que se trata de un proceso de mejora continua, que se retroalimenta y se perfecciona a partir de sus resultados. Además, si bien podés apoyarte en acciones ya probadas, es clave que recuerdes que no existe un procedimiento universal para impulsar el crecimiento, sino que cada tipo de negocio debe encontrar su camino particular.

Por otra parte, dentro de cualquier plan que integre acciones de growth hacking, los clientes siempre deben ser el centro. El growth hacker debe orientar sus esfuerzos a descubrir qué es lo que quiere el buyer persona, y encontrar la manera más directa y menos costosa de dárselo. Esto es especialmente crítico en negocios que recién empiezan o que no tienen mucho dinero para invertir en marketing.

Finalmente, es imprescindible considerar que el growth hacking no puede florecer dentro de una estructura burocrática, donde cada propuesta requiera la aprobación de numerosas áreas. Como te contamos, una de las características esenciales de esta práctica es su agilidad: se deben realizar experimentos continuamente, y en el momento justo. Por lo tanto, es fundamental que el growth hacker trabaje en un entorno donde sus iniciativas puedan ser discutidas e implementadas de manera veloz.

En Conecta361 queremos que tu negocio crezca, y que ese crecimiento supere incluso tus propias expectativas. Por eso, esperamos que todo lo que te contamos acerca de este tema te pueda ser útil. ¡Estamos a las órdenes para responder cualquier duda que puedas tener sobre él!

¿Qué te pareció el artículo?

¡Queremos saber tu opinión!

¿Cómo podemos mejorar este artículo?

Pin It on Pinterest